miércoles, 26 de diciembre de 2012

domingo, 23 de diciembre de 2012

Perlas ensangrentadas



Xoel López versionando a Dinarama



(...)Recordé su frase, aquella historia
sobre perlas ensangrentadas
flores pisoteadas.(...)

martes, 4 de diciembre de 2012

Bunk-er!


Este proyecto del estudio holandés Rietveld Landscape es una contribución a la comprensión del paisaje, la cultura de su país, la tangibilidad de su historia y sus conocimientos y avances tecnológicos sobre el uso de su principal elemento: el agua. Un paseo peatonal a través de su naturaleza e historia.
 
El proyecto juega con las ideas de la defensa militar holandesa. Un gran plan para crear una línea de defensa inundable, ambicioso y brillante, basado en su condición geográfica y el aprendizaje en el uso del agua.

La propuesta deja al descubierto el minúsculo interior de uno de los 700 bunkers NDW construídos para la defensa. Un largo sendero de madera corta longitudinalmente la pesada construcción. Este camino, dirige a los visitantes a un área inundada y a los paseos de la reserva natural adyacente.







domingo, 2 de diciembre de 2012

El hijo del Concorde

Long-Term Advanced Propulsion Concepts and Technologies o LAPCAT es un proyecto financiado por la Comisión Europea, desde el año 2008, con el fin de desarrollar el avión hipersónico del futuro.

Con la capacidad de unir Londres con Sydney entre 2 y 4 horas, el apodado “son of concorde” tendrá una autonomía de 20.000 kilómetros. Además el motor de hidrógeno producirá tan sólo una pequeña cantidad de CO2, haciendo de este vehículo respetuoso con el medio ambiente, el gran referente de la movilidad sostenible del futuro.
El motor tipo cimitarra (Scimitar Engine) está diseñado a partir de una turbina de gas, un cohete y la tecnología subsónica ramjet. Las mejoras que presenta este motor se deben a la incorporación de intercambiadores de calor de bajo peso. Un compresor de baja presión actúa como un ventilador, proporcionando aire comprimido no sólo al núcleo del motor, sino a un conducto de derivación. El flujo de aire derivado bien pasa a una tobera fría separada o se mezcla con los gases de salida de la turbina de baja presión, antes de expandirse a través de una tobera de flujo mixto.

Se estima que estará disponible en el 2030 para vuelos civiles, en él un vuelo con duración actual de 18-21 horas tendría una duración aproximada de 4 horas. El proyecto de la empresa de propulsores espaciales Reaction Engines trabaja en el prototipo capaz de cumplir el desafío: el A2 Mach 5 Civil Transport, un motor de hidrógeno capaz de alcanzar la velocidad de Mach 5 y un fuselaje diseñado para resistir esa velocidad y transportar 300 pasajeros.

sábado, 1 de diciembre de 2012

martes, 20 de noviembre de 2012

Sobre la Ciencia y la política

Reflexión de Javier Peláez en su blog cultural La Aldea Irreductible:


Un panorama económico en crisis, unas previsiones energéticas, demográficas y climáticas preocupantes, diversos sistemas de toma de decisiones alarmantemente ineficaces y un ambiente social claramente revuelto, por citar algunos de los elementos más destacados de nuestro alrededor.

Desde que comenzó esta crisis hace ya cuatro largos años, nuestra clase política nos ha despertado casi diariamente con un paquete de nuevas soluciones que, siendo objetivos y sólo a la vista de los resultados, no hacen más que demostrar la vergonzosa incapacidad de quienes las han tomado.


En España, de todas estas reformas y soluciones que han adoptado los dos partidos políticos gobernantes durante la crisis, la más incomprensible y palmariamente errónea es, sin duda, el rechazo y el maltrato al que han sometido a la Ciencia.


Los grandes problemas que tiene hoy la Humanidad son problemas de Ciencia y sin Ciencia no se podrán solucionar. Los desafíos fundamentales que se abren ante nosotros son retos científicos y tecnológicos. Pobreza, hambre, acceso a los recursos básicos, sobrepoblación, energía, clima… tanto los problemas que llevamos siglos arrastrando como los que se nos abren en los próximos, solamente son solucionables desde la perspectiva crítica, objetiva y rigurosa que ofrece una mentalidad científica.



Y sin embargo, aquí estamos… cuatro años de recortes en Ciencia, Investigación y Desarrollo, que en realidad significan cuatro años recortando en las soluciones.

Nuestros gobiernos, tanto unos como otros, tanto PSOE como PP, han decidido sucesivamente que nuestro país cuente con casi un 40% menos de Ciencia en apenas 36 meses… y además, confían tanto en el acierto de esta política de recortes, que los próximos presupuestos que están por llegar contarán nuevamente con más maltrato, más rechazo y más tijeretazos.


Hace apenas unas semanas se publicó la última
Encuesta de Percepción social de la Ciencia y la Tecnología que cada dos años realiza FECYT y en ella se arrojan datos contundentes: El 90% de los españoles piensa que la I+D+i mejora la calidad de vida y contribuye al desarrollo económico

A la vista de tan demoledores datos, y teniendo en cuenta las obstinadas y continuas medidas de recorte por parte de nuestros políticos, no parece descabellado discurrir que ese irritante 10% restante debe de reflejar el porcentaje correspondiente a los altos cargos españoles del PSOE y del PP que nos han gobernado durante los últimos años… no tengo otra explicación, aunque estoy abierto a cualquier sugerencia.


Dos cosas parecen claras
. La primera es que la inmensa mayoría de los ciudadanos considera que la Ciencia es la principal y más directa solución a nuestra actual crisis. La segunda es que los políticos responsables de gobernar han optado como solución, durante cuatro años consecutivos consecutivas, recortar el presupuesto en Ciencia.

Estamos ante dos evidentes e indiscutibles hechos que, sumados a la falta de resultados positivos, dejan la solución de recortar en Ciencia no sólo como una de las más ineptas y estúpidas que se podían tomar, sino que además, y a la vista del inmenso porcentaje reflejado anteriormente por los ciudadanos, es
una de las decisiones políticas más antidemocráticas de la Historia reciente de España.

Personalmente, y como he manifestado en numerosas ocasiones
a través del twitter, creo que el futuro de nuestro país sería mucho más halagüeño si nos gobernaran un grupo de primates decidiendo al azar mediante tiradas aleatorias de dados.

También es cierto que la opción de los primates con cubiletes puede resultar demasiado extrema para alguno de ustedes que, tras leer de las excelencias del método científico, considere que el gobierno óptimo sería el formado, no por políticos, sino por científicos. Seguramente sea correcto y nos iría mejor si estuviéramos regidos por científicos, aunque a estas alturas también es verdad que nos iría mejor si nos gobernara cualquier otro colectivo, salvo el que actualmente lo está haciendo (primates con dados incluidos).


Yo no voy a dejarme llevar por la utopía de una sociedad regida por científicos ya que considero que los científicos están bien donde están y se deben dedicar a lo que se dedican: hacer Ciencia.


Pero sí es cierto que el método científico, la Ciencia y la investigación que tanto están recortando podría enseñarles mucho (y bueno) a nuestros actuales políticos.


  1. Detectar errores y cambiar de opinión
La Ciencia es la mayor y más eficaz construcción del ser humano. Desde sus inicios hasta la actualidad ha supuesto el más asombroso esfuerzo colectivo de conocimiento que la Humanidad ha llevado a cabo en toda su Historia. Su eficacia radica en la perfección de su funcionamiento: detecta errores y los corrige. Es el mecanismo esencial por el que hemos avanzado, aprendido y comprendido el mundo en los últimos milenios.
En la Ciencia suele ocurrir que un científico diga: “Es un buen argumento, yo estaba equivocado”, cambie de opinión y desde ese momento no se vuelva a mencionar la antigua posición. Realmente pasa. Aunque no lo frecuentemente que debería ya que los científicos son humanos y el cambio es a veces doloroso. Pero ocurre cada día. No recuerdo la última vez que algo así pasó en política o religión. – Carl Sagan.

Evidentemente, la incapacidad práctica de la actual acción política deriva de este básico aspecto. En sus mentes el error es inconcebible y más aún el corregirlo cambiando de opinión. La base de la política es, en la mayoría de las ocasiones, una determinada ideología, un ideario preconcebido que debe respetarse a pesar de los datos y evidencias que ofrezca la realidad. Las decisiones se toman en base a esos dogmas ideológicos y la posibilidad de que algún político se plantee una crítica, una dimisión o un cambio de estrategia hacia tiende asintóticamente a cero mientras están en el poder.
  1. Otras ideas pueden ser mejores o más exactas que las tuyas.
Está íntimamente conectado con el primer punto que acabo de relatar pero ahonda un paso más en el mecanismo de reconocimiento y rectificación de los errores. En Ciencia la hipótesis más correcta es la que mejor se ajusta a la realidad, las observaciones o los experimentos sin importar de dónde provenga.

Lo decía Richard Feynman
en una de sus magistrales clases:
No importa lo bonita que sea tu suposición, no importa lo listo que fuera el que realizó la suposición o cuál fuera su nombre… si no concuerda con los experimentos, es errónea.

Sin embargo y fíjate por donde, en política sí parece importar quien hace esa suposición, de dónde surge la idea, o cómo es su nombre… si es del partido contrario, es errónea.

  1. Prudencia.
En julio de este año 2012 la Física ha culminado (con relativo éxito) una de las búsquedas más profundas realizadas en las últimas décadas de la Ciencia. Desde que a mediados de los años 60 Peter Higgs propusiera la hipótesis de su puñetero y esquivo bosón, han sido miles los científicos que han estudiado e investigado su posible existencia.

Una de las cosas que más me llamó la atención de aquel día histórico en el que los experimentos del CERN confirmaban su descubrimiento, fue la prudencia y la paciencia con la que se llevó todo el asunto. A pesar de que el Higgs era congruente con el modelo estándar de física de partículas, a pesar de que durante los últimos años se había acotado el rango de energía en dónde se encontraba, a pesar de el grado de fiabilidad llegaba a los 6 sigmas!!… aun así, y entre la alegría lógica del momento, las reacciones de prudencia eran mayoritarias entre los responsables del descubrimiento.


Las evidencias indican… los experimentos apuntan… incluso el más aventurado de los científicos sabe que debe frenar sus impulsos naturales de gritar
Eureka, puesto que hasta las hipótesis más consolidadas se siguen poniendo a prueba a diario.

La cautela es una de las características intrínsecas del método científico y
cuando se prescinde de ella o se lanzan campanas al vuelo sin la certeza necesaria, puede llegar a arruinar una brillante carrera.
Nuestros políticos no son prudentes. Lo importante es vender humo, sin pararse a pensar siquiera en lo que se dice o lo que se vende. El prometer es tan barato y rentable que se ha convertido en la moneda de cambio por la que se ganan unas elecciones y por la que se consigue el poder de gobernar.

No hay necesidad de cumplir lo prometido, no existe ningún compromiso con ninguno de los postulados propuestos en tu programa y además no te espera ningún sistema de pares que te vaya a retractar lo que prometes porque no se corresponde con la realidad.


Si a esto le sumamos un electorado olvidadizo que volverá a votarte en las próximas elecciones porque no le importa comprar tus nuevas promesas sin acordarse de las antiguas, nos encontramos ante el escenario perfecto para el absurdo despropósito en el que vivimos.


  1. Cultura
En los tiempos que vivimos el ser “inculto” representa un desprestigio social que un político no se puede permitir. Desde la célebre conferencia de C.P. Snow invitando a la superación de las mal llamadas “dos culturas” hasta los esfuerzos de Wilson en la “consiliencia” de las diversas disciplinas que abarcan el conocimiento humano, muchos intelectuales han intentado durante décadas superar la estúpida distinción de letras y ciencias. Aun así, todavía hoy el “tener cultura” es sinónimo de estar versado en literatura, en arte o en historia, sin que se considere un problema demasiado grave que el sujeto culto no posea ni las más mínimas nociones científicas que se exigen a un escolar… ya saben aquello de “yo es que soy de letras, a mi no me mire”.

Ningún campo, ni estudio, ni disciplina, ni arte ha aportado tanto a la cultura y el conocimiento universal como la Ciencia. La nefasta definición de “Humanidades” como reflejo de las expresiones artísticas o filosóficas del ser humano ha apartado incomprensiblemente la más humana y vital de todas las actividades: saciar la curiosidad descubriendo cómo funciona el mundo.


Como si la creación científica no necesitara de la inspiración, técnica y esfuerzo que requiere una obra de Miguel Angel o Picasso. Como si la Teoría de la Relatividad de Einstein o las ecuaciones de Maxwell hubieran sido realizadas por una especie de androides inhumanos y mecánicos carentes del ingenio, la originalidad y la creatividad de Van Gogh.


Quizá por esa visión distorsionada de la Ciencia, se ha pensado que se puede tener cultura sin saber Ciencia. Esto es falso. Si no sabes de Ciencia, ni siquiera los conceptos más básicos, eres simple y llanamente un inculto… y la mayoría de nuestros políticos, salvando honrosas excepciones, no tienen ni puta idea… Así, como suena: son unos completos y absolutos incultos.


Y es preocupante porque el Gobierno no es un rebaño de abogados debatiendo detalles legislativos. Estos representantes elegidos son los encargados de decidir las más relevantes cuestiones educativas, sanitarias, energéticas, tecnológicas o medioambientales. Y qué pueden saber de energía o sanidad, políticos que
lucen orgullosos una powerbalance en sus muñecas.

La Ciencia es la parte más importante de nuestra cultura y nuestros dos últimos partidos gobernantes han decidido podarla hasta dejarla en los huesos. Recortar en Ciencia es el más evidente ejemplo de incultura política que, para mayor sonrojo, tiene su máximo exponente en la designación de toda una sarta de ineptos como Sinde o Wert al frente de ese Ministerio.


  1. Idiomas
La Ciencia habla inglés. Cualquier persona que aspire a convertirse en un buen científico debe dominar esa lengua. Las investigaciones y descubrimientos se escriben en inglés, las revistas de mayor impacto están escritas en inglés, en los simposios y reuniones científicas se habla inglés y en la imprescindible comunicación entre pares y colegas se habla en inglés.

Para leer un paper, para consultar datos, dudas, ideas e información con un científico en otra Universidad, para publicar un artículo de tu trabajo e incluso para mejorar tu carrera en la Ciencia es fundamental pasar un tiempo viviendo y conociendo cómo trabajan en otro país. Hoy en día no se concibe ser un buen científico sin un manejo adecuado del inglés.


Y sin embargo, un espeluznante porcentaje de nuestra élite política apenas chapurrea un “jelou, gud morning and zenkiu” mientras desesperadamente clava su mirada en los ojos de sus traductores pensando “venid corriendo y sacadme de aquí que no entiendo un pimiento”.


Las imágenes que pudimos ver de Zapatero en una Conferencia Internacional, deambulando de aquí para allá, rodeado de Presidentes de otros países que charlaban en corrillo entre ellos, mientras el español sonreía bobalicón sin entender nada, no son más que otra manifestación de la incultura reinante en las altas esferas de nuestra política.


Esta no es una lección que los políticos deberían aprender solamente de los científicos. En la actualidad, el comercio, el marketing, la tecnología y casi cualquier actividad relevante que se realice en un marco internacional requiere de un uso fluido del inglés.


  1. Tratar con rigor los datos y los números
Dedicar una gran parte de tu vida a una investigación científica implica hacer un gran esfuerzo por obtener los datos más rigurosos posibles. La exactitud de esos números en disciplinas como la astrofísica, la nanotecnología o la química llega a ser de milmillonésimas y aún así se busca más.

En política los datos son otra cosa. La flexibilidad que demuestran algunas cuentas realizadas por nuestros gobernantes dejaría pasmadas a las integrantes del equipo olímpico de gimnasia artística. Si los cálculos de la misión Apollo para llegar a la Luna hubieran dependido de alguno de nuestros recientes Ministros o Secretarios de Estado, el difunto Neil Armstrong hubiera aparecido en el almeriense desierto de Tabernas junto a su émulo castizo Tony Leblanc. Se estiran o se encogen a conveniencia, se ocultan si llega el caso, se tergiversan cuando no convienen…


¿Qué presupuestos podemos esperar de unos profesionales capaces de un contorsionismo numérico tan aberrante? ¿Qué rigor ofrecen unos políticos que, sin pudor alguno, pueden llegar a elaborar estadísticas y porcentajes a conveniencia, y a quienes los únicos números que les cuadran son los euros de su nómina a final de mes?


¿Alguien se ha puesto a pensar que gobierno que afirma que en esta manifestación había 35.000 personas es el mismo que cuadra los balances y presupuestos generales del Estado?


Solo tengo dos explicaciones ante este despropósito: O el anumerismo de algunos altos cargos del Estado es tan profundo que
no saben ni contar ni sumar, o tienen tan poca vergüenza que ya no es problema para ellos alterar cualquier cifra siempre que beneficie a su ideario político… elijan ustedes la opción que más les asuste u ofrézcanme otra más acorde a la realidad.
  1. Visión general
El conocimiento acumulado que a lo largo del tiempo nos ha ofrecido la Ciencia ha permitido descubrir cuál es nuestra posición en el Universo… Copérnico, Galileo, Kepler, Wallace, Darwin y tantos otros nos han bajado los humos mostrándonos que no somos el centro de nada, que las estrellas y los planetas no giran alrededor de nuestro ombligo, y que ni siquiera somos una especie elegida surgida del aliento divino de un ser superior… La Ciencia nos ha enseñado el verdadero lugar en el que vivimos.

Cuando en diciembre de 1972, en plena guerra fría, la tripulación del Apollo 17 sacó una maravillosa foto de la Tierra muchos pensaron que haría reflexionar a los gobiernos del mundo y que podría significar una comprensión, casi filosófica, del quienes somos realmente y del lugar que ocupamos en el Cosmos. Muchos creyeron que la mera contemplación del espectáculo en directo que representa nuestro pequeño punto azul pálido flotando en el inmenso y oscuro espacio iba a conducir indefectiblemente hacia un plan global que arreglara los desajustes humanos que nos aquejan.


Cuarenta años después no parece que esta imagen haya conmovido demasiado ni los corazones ni las mentes de quienes dirigen el mundo.


Los políticos no funcionan así… llegados a este punto casi me atrevo a desvelaros un pequeño secreto sobre ellos:
Los políticos no quieren realmente cambiar el mundo, si lo quisieran se harían científicos. Miren a su alrededor, piensen en la vida que llevan y comprobarán que los verdaderos cambios de la Historia que le afectan a usted han llegado de la mano de la Ciencia… de la medicina, de la tecnología, de la informática.

El político, en su versión más habitual, no tiene (ni al parecer necesita) una visión global. Su rango de visión apenas alcanza los cuatro años, plazo en el cual el horizonte se les vuelve oscuro y con notable dificultad tan solo aciertan a divisar qué nuevo espectáculo electoral podrán montar para ganar nuevamente las elecciones.


Problemas globales arrastrados desde hace siglos tan solo obtienen una solución legislativa momentánea aplicable al breve periodo al que tienen graduadas sus gafas de cortoplacismo… y como comprenderán, así no hay forma de afrontar ningún problema serio. A lo más que están llegando con esa reducida mirada es a ir parcheando y aplicando tiritas que mejoren su propia imagen en la siguiente encuesta de intención de voto.


Los hombres podrían ser incomparablemente más felices de lo que son, y que podrían, en poco tiempo, realizar grandes progresos en incrementar su felicidad, si estuviesen dispuestos a hacer lo que deben. Tenemos a la disposición medios excelentes para hacer en 10 años más de lo que se podría hacer en varios siglos sin ellos, si nos entregamos a hacer de ellos lo mejor posible, y no hacer nada más excepto lo que se debe hacer

Esta frase la dejaba en el viento de la Historia el genial matemático Gottfried Leibniz hace ya tres siglos… desde entonces poco ha cambiado: tenemos claros cuáles son nuestros problemas y qué debemos hacer para solucionarlos, el porqué no lo hacemos sigue siendo una incógnita para muchos de nosotros.

sábado, 1 de septiembre de 2012

No más Carne Cruda

#CarneCruda


Retiran de emisión el fantástico programa diario de Radio 3 alegando problemas de presupuesto. Que radio pública puede permitirse un programa cuyo director-presentador cobra mensualmente 1.400 euros por un magazine diario con 12 pagas y sin vacaciones, cuyos colaboradores cobran unos 50 euros por colaboración y una parte de ellos van gratis y con un fastuoso equipo de tres personas en plantilla..

Carne cruda se va sin derecho siquiera a despedida en antena por ser un programa incómodo para el poder, por dar cabida a las voces de la gente que piensa que nos están tratando de engañar de forma descarada. 
Ya no podremos disfrutar de un programa cultural en el que también se servía buena música (si, buena musica en la radio española!!). Como titula su carta de despedida el director de Carne Cruda Javier Gallego, que se va como sus compañeros Ana Pastor, Pepa Fernández, Juan Ramón Lucas o Toni Garrido, ni vencéis ni convencéis.


viernes, 31 de agosto de 2012

Juntaletras


They kill good trees to put out bad newspapers.  
James G. Watt

Je n'arrive pas à comprendre comment un homme d'honneur pourrait prendre un journal dans ses mains, sans un frisson de dégoût.
Charles Baudelaire


If you're not careful, the newspapers will have you hating the people who are being oppressed, and loving the people who are doing the oppressing.  

Malcolm X 

Tojeiro Style

fuente: hubertmarsten

miércoles, 27 de junio de 2012

Los hilos del titiritero

 Las 10 estrategias de manipulación mediática por Noam Chomsky


1. La estrategia de la distracción. El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. 

2. Crear problemas y después ofrecer soluciones. Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.

3. La estrategia de la gradualidad. Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.

4. La estrategia de diferir. Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejor mañana” y que el sacrificio exigido podrá ser evitado. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.

5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad. La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante. Porque “Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá, con cierta probabilidad, una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico, como la de una persona de 12 años o menos de edad“.

6. Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión. Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un cortocircuito en el análisis racional, y finalmente al sentido critico de los individuos. Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…



7. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad. Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposibles de alcanzar para las clases inferiores (ver ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad. Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto…

9. Reforzar la autoculpabilidad. Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se autodesvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. Y, sin acción, no hay revolución.

10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen. En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídas y utilizados por las elites dominantes. Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.

Noam Chomsky es un filósofo y notable estudioso de teoría lingüística y ciencia cognitiva. Es profesor emérito de Lingüística en el Instituto Tecnológico de Massachusetts.

viernes, 22 de junio de 2012

Lotina







Homenaje al táctico creador del «mediapunta defensivo» y su posterior evolución, el «falso mediapunta defensivo», también llamado «líbero 0-0».

-El hombre desciende del mono, yo desciendo al mono- Miguel Ángel Lotina Oruechebarría (M.A.L.O.)

martes, 12 de junio de 2012

Cenas Ajenas

Vetusta Morla tocando "Cenas ajenas"  en el Hotel Costa Vella en Santiago de Compostela


Por ti

Sidonie tocando "Por ti" en la pulpería Os concheiros de Santiago de Compostela


Si tu eres mi Merkeeeel...

Soneto

 Mejor me sabe en un cantón la sopa,
y el tinto con la mosca y la zurrapa,
que al rico, que se engulle todo el mapa,
muchos años de vino en ancha copa.

Bendita fue de Dios la poca ropa,
que no carga los hombros y los tapa;
más quiero menos sastre que más capa:
que hay ladrones de seda, no de estopa.

Llenar, no enriquecer, quiero la tripa;
lo caro trueco a lo que bien me sepa:
somos Píramo y Tisbe yo y mi pipa.

Más descansa quien mira que quien trepa;
regüeldo yo cuando el dichoso hipa,
él asido a Fortuna, yo a la cepa.



Francisco de Quevedo

jueves, 7 de junio de 2012

Extra de Morriña



Poema de Álvaro Cunqueiro musicado esta vez por Xoel López (Deluxe)




Ahi ven ó maio - Luis Emilio Batallán

jueves, 31 de mayo de 2012

Comer como antes

Me ha llamado la atención la tendencia, como modo de alimentarse, imitando al hombre primitivo (no me gusta el término paleo-dieta) y sería algo así:

Los cambios y hábitos introducidos en nuestra alimentación durante los últimos 10.000 años son insignificantes respecto a la base genética establecida durante los 2,5 millones de años anteriores.
Hoy día, las comunidades que todavía viven en el planeta tal y como vivían los hombres del Paleolítico presentan mejor salud y bienestar que el hombre moderno, y no han desarrollado enfermedades modernas.
El hombre no puede abusar de cereales, legumbres o lácteos de origen animal porque no forman parte de su cadena alimenticia elemental. El hombre puede y debe comer carne y pescado y, sobre todo, grasas de todo tipo -saturadas incluidas-, porque son los alimentos para los que la evolución le ha moldeado durante más de dos millones de años. 
La dieta del Paleolítico es el tipo de alimentación que mantuvieron durante millones de años los homínidos, nuestros antecesores, y durante más de 200.000 años el homo sapiens, el hombre actual hasta hace tan sólo entre 10.000 y 4.500 años (que es cuándo pasamos de cazador-recolector a la vida sedentaria).

-Defiende que debemos comer tranquilos, relajados, masticando, ensalivando y en reposo.
-Sólo cuando tenemos hambre real, la cual percibimos concretamente desde nuestro estómago. Controlando el llamado hambre emocional y los dulces.
-Si es posible consumir los alimentos crudos, especialmente los vegetales, el grupo de alimentos que más deterioro sufren durante la cocina.
-En cuanto a la frecuencia de las comidas el hombre, como todo animal, está diseñado no sólo para sobrevivir en el ayuno, sino para vivir y convivir con él. En el Paleolítico era imposible plantearse el hecho de comer 4, 5, 6 ó 9 veces en un día.
-La mayor abundancia y variedad de alimentos y el clima de la primavera y el verano invitan a comer más, especialmente fruta, para engordar y así hacer frente al otoño y sobre todo al duro invierno, escaso en alimentos.
-El mejor momento del día para comer: las horas centrales del día, después de hacer ejercicio -lo equivalente a cazar o recolectar-, incluso ayunando durante toda la mañana.
-La procedencia de los alimentos, algo fundamental en cualquier tipo de alimentación. Los vegetales preferiblemente de temporada y autóctonos, libres de manipulación química, procesamiento industrial y modificación genética. Los animales que vivan en libertad, alimentados de forma natural respetando la cadena trófica y libres de fármacos y tratamientos hormonales.


¿Otra parida new-age? ¿Tiene lógica? ¿Da ardores? ¿Venden mamut en el Eroski?...

viernes, 25 de mayo de 2012

Teletienda

Promo del nuevo album de Scissor Sisters en plan teletienda de coña presentado por Josh Homme (Queens of the Stone Age, Eagles of Death Metal, Them Crooked Vultures..) al mas puro estilo friki-retro

martes, 15 de mayo de 2012

(y II)



Nothing to add

Un sindiós por Juanjo Millás

Desde que los ministros de Rajoy, en especial Montoro y Ana Mato, decidieron explicar didácticamente los porqués de la demolición del Estado, entendemos las cosas mucho mejor. He aquí un resumen, claro como el agua, de sus argumentos: Se pone precio a la sanidad para que continúe siendo gratuita y se expulsa de ella a determinados colectivos para que siga siendo universal. Se liquidan las leyes laborales para salvaguardar los derechos de los trabajadores y se penaliza al jubilado y al enfermo para proteger a los colectivos más vulnerables. En cuanto a la educación, ponemos las tasas universitarias por las nubes para defender la igualdad de oportunidades y estimulamos su privatización para que continúe siendo pública. No es todo, ya que al objeto de mantener el orden público amnistiamos a los delincuentes grandes, ofrecemos salidas fiscales a los defraudadores ambiciosos y metemos cuatro años en la cárcel al que rompa una farola. Todo este programa reformador de gran calado no puede ponerse en marcha sin mentir, de modo que mentimos, sí, pero al modo de los novelistas: para que la verdad resplandezca. Dentro de esta lógica implacable, huimos de los periodistas para dar la cara y convocamos ruedas de prensa sin turno de preguntas para responder a todo. Nadie que tenga un poco de buena voluntad pondrá en duda por tanto que hemos autorizado la subida del gas y de la luz a fin de que resulten más baratos y que obedecemos sin rechistar a Merkel para no perder soberanía. A no tardar mucho, quizá dispongamos que los aviones salgan con más retraso para que lleguen puntuales. Convencidos de que el derecho a la información es sagrado en toda democracia que se precie, vamos a tomar RTVE al asalto para mantener la pluralidad informativa. A nadie extrañe que para garantizar la libertad, tengamos que suprimir las libertades.

Juan José Millás García  publicado el 27 de Abril en El País

domingo, 13 de mayo de 2012

Lady Windermere estaba maravillosamente bella con su esbelto cuello marfileño, sus grandes ojos azules color miosotis y sus espesos bucles dorados. Cabellos de or pur no como esos de tono pajizo que usurpan hoy día la bella denominación del oro, sino cabellos de un oro como tejido con rayos de sol o bañados en un ámbar extraño; cabellos que encuadraban su rostro con un nimbo de san­ta y, al mismo tiempo, con la fascinación de una pecadora. Lady Windermere constituía realmente un curioso estu­dio psicológico. Desde muy joven descubrió en la vida la importante verdad de que nada se parece tanto a la inge­nuidad como el atrevimiento; y, por medio de una serie de aventuras despreocupadas, inocentes por completo en su mayoría, logró todos los privilegios de una personalidad. Había cambiado varias veces de marido. En el Debrett o Guía nobiliaria, aparecía con tres matrimonios en su ha­ber; pero nunca cambió de amante y el mundo había de­jado de chismorrear a cuenta suya desde hacía tiempo. En la actualidad contaba cuarenta años, no tenía hijos y po­seía esa pasión desordenada por el placer que constituye el secreto de la eterna juventud.
 (...)
 Los actores son, generalmente, gente dichosa. Pueden elegir, para representar, la tragedia o la comedia, el dolor o la diversión; pueden escoger entre hacer reír o hacer llorar. Pero en la vida real es muy distinto. Infinidad de hombres y mujeres se ven obligados a representar papeles para los cuales no estaban designados. Nuestros Guildenstren hacen de Hamlets y nuestros Hamlets intentan bromear como el príncipe Hal. El mundo es un escenario; pero la obra tiene un reparto deplorable.

miércoles, 2 de mayo de 2012

Salvando con el tifus

A mediados de 1940 el médico polaco Eugeniusz Lazowski, con la ayuda de su amigo el Dr. Stanislaw Matulewicz, inventaron una gran epidemia de tifus a base de un innovador método que consistía en inocular unos reactivos a personas sanas para generar falsos positivos. Las fiebres tifoideas eran ‘la peste negra’ para los alemanes, que acotaban en cuarentena cualquier brote sospechoso de propagarse evitando así la deportación y reclutamiento para los campos de trabajo y exterminio de los judíos polacos. Llegó a salvar a unos 8.000 judíos de Polonia de una muerte segura en campos de concentración nazi durante el Holocausto, haciendo la realización de sus servicios en el más absoluto secreto, bajo la amenaza de la pena de muerte.
El tifus era la epidemia más temida por el ejército alemán. Su capacidad diezmante preocupaba sobremanera. El mayor error médico del ejército fue conseguir desterrar la enfermedad de toda Alemania, impidiendo la formación de anticuerpos en la tropa Nazi

En 1940 adjuntaron la muestra de sangre del primer paciente con el reactivo al laboratorio oficial nazi, cruzando los dedos de que no hubiera un nuevo y desconocido sistema de detección alemán. A los dos días recibieron el famoso telegrama rojo:
 
Achtung, Fleckfieber! (Peligro Tifus) […] confirmado positivo. Aíslen al paciente. Imposible pise suelo alemán”

A partir de ese momento los doctores diseñaron un complejo y estratégico plan para Pseudo-infectar a la mayor cantidad posible de polacos.
Parecía todo muy prometedor para el joven equipo médico hasta que los alemanes enviaron una dotación de inspección médica a la región para verificar el alto número de casos de la “enfermedad” y la escasez de defunciones. El equipo, compuesto de unos pocos médicos y demasiados soldados armados, se reunió con el Dr. Lazowski a las afueras de la ciudad, donde un premeditado ‘banquete’ esperaba a los Nazis. Entre viandas y bebida el Dr. Lazowski consiguió reducir el grupo de inspección a sólo 2 unidades, ambas perjudicadas por la bebida. Con ellos se dirigió al sanatorio donde les esperaban infinitas muestras. No hubo más problemas.
Toda la región se llenó de carteles marcando territorio contaminado. El infierno para unos, fue paraíso para otros que consiguieron eludir el reclutamiento gracias a la perspicacia y valor de un par de jóvenes médicos polacos.

miércoles, 25 de abril de 2012

Hace 38 años...

Madrugada del 25 de abril de 1974, en la parada de la Escuela Práctica de Caballería de Santarém el capitán Fernando José Salgueiro Maia reune a sus hombres y les dice:

"Señores míos, como todos saben, hay diversas modalidades de Estado. Los estados sociales, los corporativos y el estado al que hemos llegado. Así, en esta noche solemne, vamos a acabar con el estado al que hemos llegado. De forma que, quien quiera venir conmigo, vamos para Lisboa y acabemos con esto. Quien sea voluntario, que salga y forme. Quien no quiera salir, se queda aquí".

Los 240 hombres que oyeron estas palabras, dichas de forma serena pero firme, tan característica de Salgueiro Maia, formaron de inmediato. Después recorrieron 100 km hasta Lisboa, para acabar con la dictadura.

miércoles, 18 de abril de 2012

Noos tocan recortes

  • La Infanta Cristina  recibía  de Aizoon cada semana entre 600 y 700 euros por unos servicios que no se han llegado a detallar.
  • La hija del Rey cobraba de la inmobiliaria por la presentación de facturas como si fuera un proveedor más.
  • La Infanta, según el sumario, ganó en tres años a través de esta empresa no menos de 510.000 euros.
  • La Infanta tenía que saber que Aizoon no había alquilado ni vendido un piso en su vida.
  • Aparte, La Infanta Cristina recibía 72.000 euros del Rey y 250.000 de La Caixa en 2004.
  • Firmaba las cuentas anuales y presentaba cada semana facturas de 600 euros firmadas por ella misma a una sociedad inmobiliaria que en la vida alquiló o vendió un piso, y no se dio cuenta de que era una tapadera fiscal...(!)
  • Es Directora del Área Social de la Caixa por lo cual cobra 250.000 euros anuales por “ integrar laboralmente a personas discapacitadas y niños con problemas de exclusión”.
  • Iñaki Urdangarín trabaja en Telefónica con un sueldo de 1,4 millones de euros anuales más la mansión en Washington, los colegios de los niños y los viajes a España. En total, dos millones de euros anuales. 
  • Los Presupuestos de la casa Real detallan un gasto de 25 millones, pero mantienen en secreto las partidas que pagan los Ministerios de Hacienda, Interior y Defensa. A ello hay que sumar 34 millones para conservación de palacios y jardines.
    (Se consumieron en el ejercicio 2010-2011 unos 8,5 millones de kilovatios por hora de electricidad y otros 27 millones de gas, así como 0,2 millones de litros de agua. Se recibieron unas 700.000 llamadas telefónicas y se ingresaron hasta 1,8 millones de euros por la venta de un helicóptero que estaba en leasing. Se gastaron  unos 120.000 euros en limpiar candelabros, otros 16.800 en instalar un sistema para proteger las botellas de vino de las bodegas de palacio y otros 550.000 en una sala privada de cine…) 
  •  Alquileres de coches- 48.000 euros. Catering de comida japonesa para una fiesta 5.000 euros. Acondicionamiento de la bodega del palacete de Pedralbes 30.000 euros, compras de partidas de vino de Baigorri (6.500) Más de 6.000 euros por estancias en hoteles de Roma, África y Estados Unidos;  2.114 euros de vuelos entre Minneapolis y Baltimore. Una vajilla de 1.741 euros y compras personales de la propia Cristina de Borbón (...) Todo esto está pagado con dinero público, y no precisamente el dinero que España paga al Rey ” para el mantenimiento de su casa y su familia”.

martes, 17 de abril de 2012

No era de su agrado

"La música rock la hacen deficientes que cantan letras maliciosas, lascivas. Es la forma de expresión más brutal, nauseabunda, desesperada y viciosa que he tenido la desgracia de escuchar."

Frank Sinatra

miércoles, 11 de abril de 2012

Led Zeppelin - No Quarter

Aldous Huxley

"Muchos de ellos son normales porque se han ajustado muy bien a nuestro modo de existencia, porque su voz humana ha sido acallada a una edad tan temprana de sus vidas que ya ni siquiera luchan, padecen o tienen síntomas, en contraste con lo que al neurótico le sucede. Son normales no en lo que podrían llamarse el sentido absoluto de la palabra, sino únicamente en relación con una sociedad profundamente anormal. Su perfecta adaptación a esa sociedad anormal es una medida de la enfermedad mental que padecen. Estos millones de personas anormalmente normales, que viven sin quejarse en una sociedad a la que, si fueran seres humanos cabales, no deberían estar adaptados, todavía acarician “la ilusión de la individualidad”, pero de hecho, han quedado en gran medida desindividualizados."

   
    Aldous Huxley (escritor anarquista británico)1958

The Black Keys - Lonely Boy

Si mi voz muriera en tierra,
llevadla al nivel del mar
y dejadla en la ribera.
Llevadla al nivel del mar
y nombradla capitana
de un blanco bajel de guerra.
 
¡Oh mi voz condecorada
con la insignia marinera:
 sobre el corazon un ancla
 y sobre el ancla una estrella
 y sobre la estrella el viento
y sobre el viento una vela! 


Rafael Alberti